•  
  •  
  • Home
  • /Archive by category ' Tarotistas '

Archive For: Tarotistas

¿Cómo reconocer un buen tarotista?

El Buen Tarotista posee actitud sincera de ayuda y servicio

tarotToda adivinación implica un intercambio de energía personal.  Se produce naturalmente en la interacción de energías durante el proceso intuitivo. Un lector debe tener buenas intenciones y una mente abierta y relajada, disponible a la comunicación.

El tarotista deberá conversar con el consultante mucho más que contestar a un simple cuestionario de pregunta-respuesta. Las intenciones del profesional del tarot deben ahondar en el problema o causa del mismo, sin miedo, ni presiones de intimidación. Las personas dedicadas a este trabajo son en su gran mayoría hombres y mujeres con disposición para escuchar, como  un psicólogo de estos tiempos.

Nuestros tarotistas hablarán contigo de forma amigable y así entablar una buena energia con las cartas del Tarot, no se trata de una simple conversación. Las intenciones de los tarotistas serán gratificantes a la hora de señalar tus problemas, sin miedo, ni presiones de intimidación sientete relajada

Un cartomante con experiencia también puede manifestarse como un sanador dispuesto a resolver los problemas de la emoción o del intelecto en la medida en que están dispuestos a permitir que lo hagan.  Nunca un tarotista realizará cualquier acto en contra de su voluntad.  El objetivo de un lector de tarot podría ser la de nivelar el camino para el siguiente paso en su viaje espiritual, ofreciendo herramientas espirituales sin que se sienta obligado de ninguna manera de utilizarlos. Un buen lector de tarot, asumirá el rol de consejero espiritual, lo aconsejará con cuidado, buscando respuestas en su interior.

Durante las consultas existe un factor importante en este tema, muchas personas creen que una persona no posee la cualidad de lectora de cartas ni de aptitudes cuando las cosas que le ha mencionado no coincide, y sin embargo la tarotista consultada es alguien con mucha experiencia, a ello recomendamos hablar con toda confianza y la sinceridad por delante, esto puede ser el resultado de una desconexión de energías.

Las lecturas y consultas varían de lo negativo a lo positivo. Si su tarotista se mantiene centrado sólo en las cosas malas, es previsible que los resultados no sean los esperados. Un buen ánimo lleno de energías puede alternar su posición y mostrar diferentes posibilidades de soluciones a los problemas. Finalmente la regla más importante que hay que recordar a la hora de consultar a un profesional del tarot, deberá mostrar respeto por el trabajo y demás profesionales del sector.

Un buen tarotista traduce el lenguaje del tarot, habla haciendo pensar

 

¿Un tarotista nace o aprende?

Estudio y experiencia capacita al tarotista para grandes aciertos

la tarotista naceUna persona nace siendo vidente, si, y puede definirse como videncia natural el cual debe iniciar un largo camino hasta conseguir un nivel superior. Una persona con cualidades para el tarot deberá educarse, tanto en el estudio del conocimiento del tarot como de cultura general, así como de la naturaleza humana, experiencias de vida, aprendiendo de los propios errores y ajenos, adquiriendo madurez mental y vivencial, en general todo  aquello que permita analizar una situación con mayor seriedad, responsabilidad, madurez y profundidad.

Los profesionales dedicados al tarot, tienen como premisa superior la ayuda al prójimo, su herramienta es la base para que la vida de los seres humanos consigan armonizar su vida entre la sociedad y la naturaleza. Un punto básico en donde se pueda encontrar consejos y recomendaciones más no imposiciones, pues finalmente es el consultante quien tome sus propias decisiones. Al acercarte a nuestros tarotistas y videntes notarás una amplia experiencia, con gran seriedad y madurez, notarás una conversación fluida y explicita lo que  garantizará que tu consulta contenga un gran análisis de tu situación y sobre todo con fundamento.

Observamos como en toda ciencia y materia de estudio, así se lleve la capacidad innata de la videncia y de la interpretación del tarot se deberá instruir para perfeccionar los instintos. Obtener este don desde que nacemos es más que importante, pues su buen desarrollo nos llevará a actuar con responsabilidad frente a los problemas y situaciones difíciles que tiene el ser humano a través de la vida.

Un punto por señalar importante del buen tarotista en su fase de aprendizaje, es conocer todas sus virtudes así como sus carencias, a ello deberemos orientar nuestros problemas, en experiencias y no en dificultades. Analizar la situación será básico para el aprendizaje y su desarrollo. Eso nos hará ser mejores tarotistas y diferenciar de muchos otras personas que se dedican al tarot.

Analizar una situación profunda y compleja sirve además para explicar al consultante las diversas opciones o alternativas que se le presentan, cuanto mayor sea el desarrollo y estructuración de las complejas situaciones, más fácil será la decisión que tome el consultante a la hora de elegir una vertiente u otra, así contribuirá a una mejor comunicación entre tarotista y consultante.

Desde las leyendas e historias en libros y revistas, hacen de conocimiento que todos los grandes cartomantes y personas dedicas a la videncia, esoterismo y ciencias ocultas han nacido o recibieron el don a través de sus progenitores, pero a esta teoría también se recuerda a muchos otros profesionales que no tuvieron la suerte de nacer con ello pero mostraron gran interés por estos temas y demostraron su efectividad ante sus consultantes. Por eso no debemos de clasificar las tendencias o establecer determinantes situacionales de “nacer o aprender” puesto que todos los que hemos venido a este mundo es para cumplir una misión y cuanto ignoramos o no conocemos referente a algo lo tenemos que aprender para lograr un entendimiento, determinada ante todo por una buena aptitud.

El Tarot igual que otras disciplinas,requiere entrenamiento para la maestria

 

¿Los tarotistas poseen un don?

El Tarot favorece el desarrollo de la videncia

tarotistaA través del tiempo y de la historia universal los hombres y mujeres siempre se han valido de diferentes mecanismos para acceder a lo desconocido, la acción encomendada hacia estas personas obtiene un camino divergente, puesto que no todos contemplaron el buen uso de la herramienta del tarot.

Los tarotistas así como los conocedores de las ciencias esotéricas quienes han aprendido u obtenido alguna cualidad videncial, son poseedoras de una gracia muy especial también conocida como “don divino” , basadas en experiencias acumulativas obtenidas a través de sus diferentes recorridos como ser.

Entre los muchos profesionales del tarot, podemos afirmar que en el proceso de enseñanza los arcanos son los verdaderos maestros de este artilugio, pues son sus representaciones y conocimientos descifrados los que resolverán las dudas de los consultantes, el tarotista aportará la capacidad de síntesis y análisis para llegar a entenderlo. Entre los practicantes del tarot se menciona como algo relevante que: “la baraja o tipo de tarot es la que nos elige para trabajar con ella”.

Sus características facultativas hacen de esta profesión una verdadera ventana hacia lo desconocido y por conocer, en materia de cuerpos inertes es decir en lo mágico y espiritual. El Don, también conocido como regalo de Dios, es considerado también por algunos a la imaginación, intuición, y el sexto sentido. Uno de los libros más sagrados por los católicos, la biblia en uno de sus libros señala acerca de los dones que son dados por el Espíritu Santo, así mismo señala que este atributo “proviene desde lo alto”.

Todo se gana, todo se aprende, todo se obtiene, no olvidemos que lo sustancial se encuentra en la persona no en el don, pues si las personas no hacen buen uso de los dones, no vale de nada tener una herramienta para hacer algo mal. Cualquier persona que no comparta los buenos sentimientos y deseos no puede extender una mano de ayuda.

“Existen dos tipos de Don, el hombre que consigue las cosas con esfuerzo y el que Dios le brinda. Con el primero, debes esforzarte mucho. Con el que te concede Dios, sólo tienes que retocarlo de vez en cuando” Pearl Bailey.

En el aprendizaje y desarrollo con el tarot descubrimos a los arcanos como al verdadero maestro

 

¿Quién es una Tarotista?

El Tarotista es conocedor de designios

La Tarotista

Un profesional que se dedica a realizar lecturas del arte de la cartomancia, un tarotista representa a una persona llena de conocimientos providenciales, sirviendo de mano amiga a otra que la necesita. El cartomante o la tarotista, es bien recibido por todas las personas. Este don, en gran mayoría se hereda a través de sus generaciones. Pero como en todas las especialidades todas pueden ser mejores, si son capaces de actualizar los conocimientos y aprender más de ello.

El tarotista es un profesional que debe actuar con gran responsabilidad respecto a los designios del tarot. Sin duda en medio de los designios y el consultante se encuentra el libre albedrío, cada persona es dueña y responsable de su camino así como de sus propias decisiones. Desde un principio esta virtud de “conocedor de designios” estaban destinados a sólo unos pocos elegidos, su causa era conocida en aquellos tiempos por la sencilla razón que “un conocimiento divino debía ser tratado por alguien que lleve el alma limpia, pura y sin causa de males”.

De la misma forma en que debe ser respetado esta herramienta del tarot (su uso) se recomienda que este requisito deba continuar. Por ello no dudamos en señalar que un tarotista debe utilizar esta herramienta para evolución, sanación, consulta, aprendizaje y todo lo que pueda conllevar una buena causa y no lo contrario.

En la actualidad esta profesión es propiamente desacreditada por un sector de “falsos tarotistas” que hacen del tarot una herramienta una evolución lucrativa competitiva sin desánimos. A ello cabe recordar que toda “acción negativa” deseada, pensada, anhelada o bien querida nunca tendrá un buen final, pues si meditamos acerca de la ley universal de retribución compensativa entre causa y efecto observaremos que tarde o temprano terminará pagado en carne propia, generándonos un Karma.

Nunca debemos asumir palabras que conlleven al miedo, la agresión, la destrucción, a los ataques, amarres… etc., cualquiera que actúe con estas pautas o energías no solo no podrá ayudarlos realmente, sino que podrán confundirlos fácilmente, empeorando así los problemas y sumándose muchos otros (familia, pareja, amor y principalmente grandes sumas de DINERO) al futuro.

En resumen los auténticos profesionales y conocedores de su labor, irradian paz, transmiten verdadero compromiso con nuestros problemas, muestran en cada palabra el amor y el respeto por el prójimo así como su solidaridad, porque viven en constante armonía con las reglas de su profesión.

Los Tarotistas son poseedores de conocimientos providenciales