•  
  •  

¿Quién es una Tarotista?

El Tarotista es conocedor de designios

La Tarotista

Un profesional que se dedica a realizar lecturas del arte de la cartomancia, un tarotista representa a una persona llena de conocimientos providenciales, sirviendo de mano amiga a otra que la necesita. El cartomante o la tarotista, es bien recibido por todas las personas. Este don, en gran mayoría se hereda a través de sus generaciones. Pero como en todas las especialidades todas pueden ser mejores, si son capaces de actualizar los conocimientos y aprender más de ello.

El tarotista es un profesional que debe actuar con gran responsabilidad respecto a los designios del tarot. Sin duda en medio de los designios y el consultante se encuentra el libre albedrío, cada persona es dueña y responsable de su camino así como de sus propias decisiones. Desde un principio esta virtud de “conocedor de designios” estaban destinados a sólo unos pocos elegidos, su causa era conocida en aquellos tiempos por la sencilla razón que “un conocimiento divino debía ser tratado por alguien que lleve el alma limpia, pura y sin causa de males”.

De la misma forma en que debe ser respetado esta herramienta del tarot (su uso) se recomienda que este requisito deba continuar. Por ello no dudamos en señalar que un tarotista debe utilizar esta herramienta para evolución, sanación, consulta, aprendizaje y todo lo que pueda conllevar una buena causa y no lo contrario.

En la actualidad esta profesión es propiamente desacreditada por un sector de “falsos tarotistas” que hacen del tarot una herramienta una evolución lucrativa competitiva sin desánimos. A ello cabe recordar que toda “acción negativa” deseada, pensada, anhelada o bien querida nunca tendrá un buen final, pues si meditamos acerca de la ley universal de retribución compensativa entre causa y efecto observaremos que tarde o temprano terminará pagado en carne propia, generándonos un Karma.

Nunca debemos asumir palabras que conlleven al miedo, la agresión, la destrucción, a los ataques, amarres… etc., cualquiera que actúe con estas pautas o energías no solo no podrá ayudarlos realmente, sino que podrán confundirlos fácilmente, empeorando así los problemas y sumándose muchos otros (familia, pareja, amor y principalmente grandes sumas de DINERO) al futuro.

En resumen los auténticos profesionales y conocedores de su labor, irradian paz, transmiten verdadero compromiso con nuestros problemas, muestran en cada palabra el amor y el respeto por el prójimo así como su solidaridad, porque viven en constante armonía con las reglas de su profesión.

Los Tarotistas son poseedores de conocimientos providenciales