•  
  •  

¿Cómo reconocer un buen tarotista?

El Buen Tarotista posee actitud sincera de ayuda y servicio

tarotToda adivinación implica un intercambio de energía personal.  Se produce naturalmente en la interacción de energías durante el proceso intuitivo. Un lector debe tener buenas intenciones y una mente abierta y relajada, disponible a la comunicación.

El tarotista deberá conversar con el consultante mucho más que contestar a un simple cuestionario de pregunta-respuesta. Las intenciones del profesional del tarot deben ahondar en el problema o causa del mismo, sin miedo, ni presiones de intimidación. Las personas dedicadas a este trabajo son en su gran mayoría hombres y mujeres con disposición para escuchar, como  un psicólogo de estos tiempos.

Nuestros tarotistas hablarán contigo de forma amigable y así entablar una buena energia con las cartas del Tarot, no se trata de una simple conversación. Las intenciones de los tarotistas serán gratificantes a la hora de señalar tus problemas, sin miedo, ni presiones de intimidación sientete relajada

Un cartomante con experiencia también puede manifestarse como un sanador dispuesto a resolver los problemas de la emoción o del intelecto en la medida en que están dispuestos a permitir que lo hagan.  Nunca un tarotista realizará cualquier acto en contra de su voluntad.  El objetivo de un lector de tarot podría ser la de nivelar el camino para el siguiente paso en su viaje espiritual, ofreciendo herramientas espirituales sin que se sienta obligado de ninguna manera de utilizarlos. Un buen lector de tarot, asumirá el rol de consejero espiritual, lo aconsejará con cuidado, buscando respuestas en su interior.

Durante las consultas existe un factor importante en este tema, muchas personas creen que una persona no posee la cualidad de lectora de cartas ni de aptitudes cuando las cosas que le ha mencionado no coincide, y sin embargo la tarotista consultada es alguien con mucha experiencia, a ello recomendamos hablar con toda confianza y la sinceridad por delante, esto puede ser el resultado de una desconexión de energías.

Las lecturas y consultas varían de lo negativo a lo positivo. Si su tarotista se mantiene centrado sólo en las cosas malas, es previsible que los resultados no sean los esperados. Un buen ánimo lleno de energías puede alternar su posición y mostrar diferentes posibilidades de soluciones a los problemas. Finalmente la regla más importante que hay que recordar a la hora de consultar a un profesional del tarot, deberá mostrar respeto por el trabajo y demás profesionales del sector.

Un buen tarotista traduce el lenguaje del tarot, habla haciendo pensar